Cómo cocer arcilla: manual de cocción cerámica, la transformación del barro en un producto cerámico

Cómo cocer arcilla paso a paso usando hornos cerámicos

Muchos de los descubrimientos a lo largo de la historia se han hecho de forma casual. Así es como los historiadores creen que se descubrió cómo cocer cerámica, cuando ya en la prehistoria algún primitivo lanzó a una hoguera un objeto modelado en barro y descubrió que la pieza había adquirido, tras pasar por el fuego, características que aportaban durabilidad al objeto.

Aunque la cocción en hogueras y hoyos poco profundos no permite alcanzar temperaturas elevadas, las técnicas de cocción evolucionaron a lo largo de los siglos hasta llegar a los hornos para cerámica que conocemos en la actualidad.

En este artículo trataremos de dar unas pinceladas sobre uno de los procesos fundamentales de la cerámica: la cocción cerámica.

Recuerda que ofrecemos un servicio donde hornear piezas de cerámica en Madrid. Tienes toda la información en el enlace.

¿Cuándo necesito cocer mis piezas cerámicas?

La respuesta es SIEMPRE, ya que la cerámica es el barro cocido. Existen diferentes tipos de arcillas con las que podemos trabajar: barro rojo, terracota, loza, arcillas refractarias, gres o porcelana. Cualquiera de ellas se convertirá en un producto cerámico únicamente cuando la sometamos a la acción del calor.

La cerámica es el resultado de cocer el barro

En los últimos años muchos fabricantes han creado “arcillas en frío” (la más común es la porcelana fría) que no necesitan cocción y por tanto no son productos cerámicos.

Las arcillas de secado al aire adquieren dureza con el secado al aire pero no podemos considerarlas productos cerámicos ya que no han sufrido la transformación química que vive una arcilla sometida al calor.

Existen arcillas de secado al aire que no requieren cocción, pero estas no pueden considerarse cerámicas

Solo durante la cocción ocurren transformaciones químicas que convierten una arcilla en cerámica.

¿Cómo deben ser las piezas que queremos cocer?

  1. Para poder cocer una pieza de arcilla, ésta debe estar hecha con una arcilla apropiada que permita su posterior cocción, por lo que es recomendable utilizar arcillas comerciales hechas por ceramistas o compradas en lugares profesionales. Los materiales cerámicos suelen indicar en los propios envases el rango de temperatura a la que debe ser cocida. Nunca coceremos arcillas poliméricas o arcillas en frío ya que no resistirán la cocción y pueden llegar a dañar el equipamiento.
  2. Nuestras piezas deben estar huecas. Una pieza maciza tiene posibilidad de albergar burbujas de aire. El aire se dilata por efecto del calor y nuestra pieza puede reventar, máxime cuando la cocción es rápida.
  3. Por último las piezas han de entrar al horno completamente secas. Si cocemos una pieza húmeda, estallará, con el consiguiente riesgo de dañar nuestro horno e incluso las piezas con las que comparta hornada. En su defecto, podemos hacer una templa al inicio de la cocción. Consiste en subir la temperatura hasta los 100º y mantenerla durante unas horas, manteniendo la puerta del horno entreabierta para que el vapor de agua pueda salir y no se concentre dentro.

¿Quieres aprender una técnica de cerámica concreta? ¿No has hecho cerámica antes pero te gustaría aprender a hacer piezas en tu casa? ¿Estás vendiendo cerámica pero tienes «lagunas técnicas»? ¿Quieres crear tu propio taller y no sabes por dónde empezar? Mi nombre es Marta Gonzalez y puedo ayudarte, soy ceramista profesional y regento el taller Marta Cerámica desde el 2009.

RESERVA UNA CLASE PARTICULAR ONLINE

¿Cómo cocer barro? ¿Qué debemos conocer?

Es fundamental conocer los materiales con los que estamos trabajando. En primer lugar, debes saber qué tipo de arcilla has utilizado para hacer tu pieza así como su rango de cocción. Debes manejar la temperatura para hornear cerámica y los tiempos de cocción cerámica.

Monococción

La monococción consiste en hacer una única cocción a nuestra pieza cerámica. Aunque no es lo habitual, es útil cuando queremos ahorrarnos hornadas o traslados de piezas a otro taller, o cuando el alumno viene a clase un único día.

No es lo más habitual, pero podemos aplicar runa única cocción a nuestras piezas

Existen esmaltes comerciales para monococción con los que podremos decorar que ofrecen buenos resultados. Son los que utilizamos en Marta Cerámica cuando los alumnos vienen a experiencias de un solo día al taller y quieren conocer el proceso cerámico completo, esto es, modelar o tornear la pieza y esmaltarla en el mismo día.

Bizcocho

La cocción de bizcocho es la primera cocción de una pieza cerámica. Se hace a baja temperatura, alrededor de los 1000º, ya sea la pasta de alta o de baja temperatura.

A la primera cocción se la conoce como bizcocho o bizcochado

De esta forma el barro se convierte en un producto cerámico pero seguirá siendo poroso, con lo que absorberá el agua de los esmaltes consiguiendo que éstos queden adheridos.

Cómo cocinar cerámica

Cocción final

Realizamos esta cocción a la temperatura final de nuestra pasta. Si trabajamos con una arcilla de baja temperatura, coceremos entre 1000º y 1050º. Si hemos utilizado una arcilla de alta temperatura, coceremos nuestra pieza entre los 1250º y los 1300º.

¿Te gustaría profundizar en la teoría cerámica? Hemos habilitado un guía en formato PDF con los conceptos más importantes y descripción de los materiales con los que trabajamos en nuestro taller.

¡QUIERO SABER MÁS SOBRE LA GUÍA!

Tercera cocción

Es la cocción que realizamos cuando estamos cociendo lustres, grasas o calcas cerámicas. Aplicamos estas técnicas en piezas ya acabadas y que previamente han sido cocidas a su temperatura final.

La tercera cocción se aplica a lustres, gasas o calcas cerámicas

La tercera cocción se realiza entre los 700º y los 800º de temperatura.

¿Te gustaría recibir una notificación cuando publiquemos nuevos artículos? Suscríbete a nuestro boletín de noticias y mantente informado de todas nuestras novedades.







¿Cómo cocer cerámica? Fenómenos que ocurren durante la cocción

Las transformaciones que ocurren en el horno no son obra de la “magia” como a veces se dice en nuestro mundo cerámico.

Durante muchos años existieron los maestros horneros, personas muy preparadas que conocían los secretos del fuego, y eran capaces de saber lo que ocurría dentro del horno por el color de la llama.

  • 220º: comienza a descomponerse la materia vegetal contenida en la arcilla.
  • 300º-700º: se elimina el agua química (el agua asociada a la molécula) y comienza a quemarse el carbón de la materia orgánica.
  • 450º-600º: el caolín se transforma en metacaolín y se elimina el agua química. Este proceso es irreversible ya que una vez que se pierde el agua asociada a la molécula, la arcilla se transforma en cerámica y el proceso no puede invertirse.
  • 570º: inversión del cuarzo que cambia de forma.
  • 700º-900º: se quema el carbón, el azufre y otras impurezas transformándose en gas.
  • 1050º-1100º: el metacaolín se transforma en mullita lo que incrementará la resistencia del cuerpo cerámico.
  • 1100º-1290º: formación de cristobalita y vitrificación de la pasta. La vitrificación es el endurecimiento, compactación y transformación parcial de la arcilla en vidrio.

Cuando no somos profesionales de la cerámica o realizamos hornadas con piezas de distintos autores, es aconsejable realizar cocciones lentas (entre 8 y 10 horas) que evitarán explosiones y roturas. Programaremos una hornada con una subida lenta y gradual de unos 100º hora hasta los 650º.

Evita roturas aplicando cocciones lentas y con subidas de temperatura graduales

A partir de los 650º la subida puede ser rápida, a la velocidad máxima del horno, hasta la temperatura final de cocción. Es aconsejable hacer una meseta final (mantenimiento de la temperatura de unos diez minutos) para que los esmaltes den un resultado óptimo.

¿Qué te ha parecido el artículo? ¿Te ha quedado alguna duda? ¡Escríbenos en los comentarios y compártenos tus impresiones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Marta Gonzalez.
  • Finalidad: Responder a los comentarios.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En la política de privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal por parte de Adhoc Flores, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.